Esquí de travesía o randone y las mamás!!

November 9, 2014

Hola amigas,

Con la llegada de las primeras nieves, a todos los aficionados del mundo del esquí, nos entra esa sensación inexplicable entre ilusión y alegría por poder disfrutar de nuestro deporte favorito.  Pero no todo en la nieve es velocidad o riesgo.

Hoy vamos a acercar un poquito un deporte, que aunque es menos conocido, no dejar de ser beneficioso para nuestro cuerpo y un autentico disfrute para nuestros sentidos.  
Nos ayudara realizar un buen trabajo cardiovascular y a escapar de la rutina.

El trabajo, los niños, la pareja… hacen que llegue el fin de semana y queramos un espacio de tiempo para nosotras.

El esquí de travesía es un deporte a medio camino entre el esquí y el alpinismo. Cualquiera que sean vuestras metas, os generará una gran satisfacción alcanzarlas.
Estás en total contacto con la naturaleza, disfrutas de un deporte al aire libre y aumentarás tu autoestima y bienestar,  al subir las pendientes y descubrir paisajes de nieve vírgenes!

Las probabilidades de lesiones son mucho menor que en el esquí alpino y hacen que sea un deporte muy aconsejable. Pero es importante recordar que después de acenso, viene el descenso y que se hace esquiando, y por ello hay que tener en cuenta el nivel de esquí para no subir por sitios donde luego no podamos bajar!.  Os recomendamos de ir siempre que se pueda en parejas.

Físicamente trabajaremos de manera global,  todo el cuerpo esta solicitado!
Las piernas por el lado anterior  y posterior, los brazos (ya que nos ayudamos con el impulso de los bastones) y la cintura abdominal. También interviene el corazón y los pulmones para llevar oxígeno a todos nuestros músculos.


Otro aspecto atractivo es podemos regular la intensidad del ejercicio combinando el tipo de pendiente adecuado, el recorrido y el ritmo. Es ideal para quemar grasa y nuestra figura lo agradecerá.

Pues bien, después de conocer sus múltiples beneficios, conoceremos el material necesario para la correcta práctica del mismo:

 

  • Esquís lo más ligeros posibles, donde podamos adaptarles una pieles de foca. Los esquís no deben ser más altos que la estatura del esquiador.

  • Pieles de foca (son sintéticas) y se adaptan a la suela del esquí y permiten ascender sin resbalar  a favor de la gravedad. Hay que retirarlas en la cima de nuestra excursión para empezar el descenso.

  • Un par de  fijaciones que permitan levantar el talón.

  • Botas de esquí ligeras y que permitan la máxima amplitud de movimiento en el tobillo.

  • Bastones que lleguen hasta las axilas.

  • En cuanto a la ropa, cuanto más capas y más técnica mejor. Se suele transpirar y aunque el día sea soleado, en el descenso siempre cogemos frio.

  • Una mochilita con agua,  alguna barita de cereales, la cámara de fotos y cualquier objeto que creáis necesario, pero no la carguéis mucho porque la espalda se puede resentir.

En caso de que podamos acceder a tal material, tenemos otra opción más económica y tranquila para los descensos. Son las raquetas, con ellas no se puede llegar tan lejos pero las sensaciones y el bienestar nos llenan de igual manera.

Ambas opciones son totalmente recomendables en diferentes etapas de nuestra vida. Para volver a coger el ritmo deportivo después del embarazo o para tonificar nuestro cuerpo después de ser mamás.

 

Un Saludo mamas esquiadoras!!

 

por: Sofie Juarez

Please reload

Featured Posts

*** No Babies On Powder Days ***

January 17, 2017

1/6
Please reload

Recent Posts

November 26, 2018

Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square